Noticias|

En las últimas semanas, Evo Morales y sus aliados ideológicos han intensificado sus intentos de desestabilización política y social en Bolivia con campañas de desinformación a nivel global. Ante la gravedad de los crecientes ataques, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia cumple con informar a la comunidad internacional la realidad de los hechos:

1. Luego de la renuncia de Evo Morales, su vicepresidente y los presidentes de ambas Cámaras de la Asamblea Legislativa, el 12 de noviembre de 2019 la Dra. Jeanine Áñez Chávez asumió la Presidencia de Bolivia, mediante un proceso de sucesión validado por el Tribunal Constitucional Plurinacional, en base a los artículos 169 y 170 de la Constitución Política del Estado; lo cual, posteriormente, fue respaldado internacionalmente.

2. El proceso de auditoría de las elecciones de 2019 y la verificación del fraude electoral fueron realizados por la OEA y avalados por la Unión Europea y la comunidad internacional, quienes también reconocieron el proceso de transición y pacificación política que asumió el país.

3. En la actualidad, Bolivia –al igual que muchos países en el mundo– se enfrenta a la amenaza de la pandemia de COVID-19. Todos los esfuerzos del gobierno y de la ciudadanía están concentrados en minimizar sus impactos; sin embargo, sectores afines al Sr. Morales intentan desestabilizar al país, causar caos y profundizar la crisis sanitaria, llegando inclusive a negar la existencia misma de la enfermedad, lo cual a su vez es aprovechado por el narcotráfico y la delincuencia organizada.

4. Al mismo tiempo, la Asamblea Legislativa Plurinacional, controlada por el Sr. Morales, bloquea la cooperación financiera internacional para la lucha contra la pandemia y la recuperación económica. Esto es un inescrupuloso atentado contra la salud y la vida de los bolivianos.

5. El Sr. Morales y sus aliados han convocado a los extremistas resguardados en las instituciones bajo su control para agudizar ese bloqueo político y administrativo. La Asamblea Legislativa, en particular, se niega a ratificar los ascensos en las Fuerzas Armadas y busca promulgar una “Ley de Excepción”, con el fin de inmovilizar al Gobierno Nacional y generar aún más violencia.

6. El Sr. Morales, con la complicidad del régimen de Nicolás Maduro, ha recrudecido su campaña internacional de desinformación y de difusión de noticias falsas para tergiversar la lucha del pueblo boliviano por la recuperación de la democracia. Esto lo hace desde su asilo o refugio, otorgado por el gobierno argentino, el cual soslaya las normas internacionales del asilo y del refugio, tolerando declaraciones incendiarias y hasta amenazas de convocatoria a milicias irregulares armadas.

El gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia agradece el apoyo incondicional a nuestro proceso democrático de parte de las naciones hermanas. Asimismo, ratifica su respeto pleno a los derechos humanos, a la Libertad y la Democracia y a todas las normas y principios del Derecho Internacional. En ese sentido, solicita a la comunidad internacional, un riguroso rechazo y condena a los violentos actores del narcoterrorismo.

La Paz, 30 de junio de 2020

Comments are closed.

Close Search Window